FESAC con el remo

Hoy damos por finalizado el bloque de contenido de remo, un deporte muy desconocido por todos, pero a la vez muy arraigado en Sevilla.

El río Guadalquivir tiene una de las mejores láminas de agua de Europa y ha traído algunos de los equipos nacionales más potentes del mundo como Alemania y Gran Bretaña entre otros, siendo la principal fuente de deportistas olímpicos en la capital hispalense.

En el Guadalquivir se pueden practicar estos deportes a través de distintos clubes, en este caso nos vamos a centrar en los clubes que ofertan remo, como el Club Náutico Sevilla, el Club de Remo Guadalquivir 86, el Labradores y el Club de Remo Sevilla, entre muchos otros. Este último nos ha brindado la oportunidad de realizar las prácticas de este deporte en sus instalaciones, acogiéndonos con un magnífico trato.

En Fesac hemos decidido impartir este bloque de contenidos por los valores que aporta al alumnado. Es un deporte que en su iniciación el alumno ve sus mejoraras con el cumplimento de objetivos. Han aprendido el tipo de modalidades que existen, su correcta técnica, y su utilización para la corrección de posibles lesiones y posturas.

Hemos podido contar con la presencia de varios remeros como Ana Camila Vargas Palomo y Javier García Ordoñez.

Ana Camila Vargas Palomo nos deleitó con su ponencia de Remo y mujer, donde nos mostró como es la situación de la mujer en este deporte, exponiéndonos su trayectoria deportiva desde sus inicios y compartiendo su experiencia de los JJOO de Beijing 2008 y en los JJOO de Londres 2012.

Javier García sin embargo nos brindó una perspectiva totalmente diferente, como promesa olímpica, nos contó el duro trabajo diario que tiene que llevar acabo un deportista de esta disciplina para conseguir sus objetivos, días y horas de entrenamientos que a veces no tienen el resultado esperado, ya que en este deporte también influyen otros factores, como lo sucedido a su equipo en las clasificatoria de Rio 2016. Sin embargo, nos trasmitió su optimismo y motivación para su próximo objetivo, Tokyo 2020.

Ambos transmitieron a los alumnos que no solo es suficiente con esas horas de sufrimiento y dedicación, siendo también muy importante compaginar todo ello con una formación académica adecuada que les permita desarrollar su carrera profesional, ya sea vinculada a este mismo deporte o a cualquier otra profesión que te haga sentirte realizado. Ellos son el ejemplo de que es posible compaginar ambas cosas, Ana Camila en su último año del Grado en Fundamento de la Arquitectura y Javier García con su Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y sus dos másteres.

Para terminar, os mostramos un pequeño vídeo de la práctica de los alumnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *