La incorporación de herramientas de aprendizaje basadas en ROLE PLAY (simulación de roles) es relativamente reciente en las aulas de nuestro país.

En nuestros ciclos de la familia sanitaria, se llevan a cabo la utilización de la práctica clínica simulada empleándose recursos de dramatización por parte de los alumnos de situaciones en donde interpretarán el rol de TSID/TRAD y otros adoptarán la situación de pacientes.

Esta metodología posibilita que los contenidos enseñados sean experimentados en contexto semejante a aquellos vividos en la practica real, de tal forma que se podrán incorporar piezas anatómicas inanimadas y simuladores de equipos de radiodiagnóstico-radioterapia. Estos simuladores incorporan alta tecnología de informática y robótica, lo que facilita muchas posibilidades de interacción y conocimiento de los protocolos de trabajo de los distintos equipamientos radiológicos.

alumnosRD
Alumnos de FESAC durante el ROLE PLAY

Con la integración de la teoría con la práctica, los alumnos crean un ambiente de ensayo en un entorno clínico lo más realista posible de su futuro ejercicio profesional.

El empleo de estás técnicas educativas innovadoras en el aula facilitan la compresión del contenido teórico y estimula altamente al alumnado, lo que ha enfatizado el uso de la simulación clínica como herramienta necesaria y valorada en el proceso de enseñanza – aprendizaje, ya que genera profesionales con más competencias.

El alumno adquiere una visión empática del papel del paciente, del familiar y/o de otro profesional, de manera activa, atractiva y dinámica. Entre los beneficios que se obtienen con esta metodología de aprendizaje de los alumnos se promueven diversos beneficios entre los que destacan la satisfacción, autoconfianza, empatía, ensayo en el trato al paciente, comunicación, motivación, capacidad de reflexión y de pensamiento critico. La competencia clínica es una cualidad fundamental para profesionales aptos y capaces de prestar cuidados con alta calidad.

Etiquetas: , ,